El SAT tiene acceso a las transferencias que realizan los usuarios, por lo que es importante tener cuidado con lo que se coloca en el concepto.

Cada vez es más común que las personas realicen sus pagos por medio de transferencias bancarias debido a que son más accesibles y no se requiere de acudir directamente al banco; sin embargo, existen algunos conceptos de pago que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recomienda no utilizar, ya que, de hacerlo, podría generarle problemas al usuario.

De acuerdo a un comunicado emitido por el SAT, es importante poner atención al momento de colocar el concepto de pago, debido a que ellos pueden monitorear las transacciones que los diferentes usuarios realizan y en caso de detectar algo sospechoso, podrían iniciar una investigación.

Conceptos que no deberías utilizar al hacer una transferencia

Las transferencias que pueden generar desconfianza por parte del SAT son aquellas que tengan relación con actividades ilícitas y el organismo podría iniciar una investigación para descubrir la procedencia del dinero.

Entre los conceptos que definitivamente se deben evitar, se encuentran los relacionados a lavado de dinero, tráfico de drogas y la evasión de impuestos, cualquier palabra que pueda relacionarse a alguno de estos delitos podría tener repercusiones negativas a la cuenta de la persona.

Otras palabras a evitar en el concepto son los nombres de sustancias ilícitas o la alusión a armas o algún producto de índole similar.

Evitar colocar nombres falsos o raros también es importante, aunque se trate de alguna broma entre amigos, podría provocar problemas con el organismo. Incluso hay algunas personas que utilizan frases al transferirle dinero a sus parejas utilizando conceptos como “tenemos que hablar”, “quiero estar contigo” o “para mi novio”, frases que el SAT recomienda que se dejen de utilizar.

Es importante destacar que también es importante no dejar en blanco el concepto porque eso también puede provocar dificultades para identificar y clasificar la transacción, lo cual puede llegar a afectar a largo plazo los registros financieros.

Conceptos que se deberían utilizar

Hay muchos conceptos que son utilizados de manera frecuente, principalmente al tratarse del pago de servicios, algunos ejemplos de palabras que pueden colocarse son:

  • Ahorro
  • Pago
  • Tanda
  • Deuda
  • Abono

El colocar alguna de estas palabras dentro del concepto, podría ayudar a que el SAT detecte que se tiene una buena educación financiera, incluso al momento de realizar transferencias para pagar algún servicio sencillo relacionado a alimentos, se puede colocar únicamente “pago de comida” o simplemente “comida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *